Las personas obesas que padecen de apnea del sueño tienen una lengua considerablemente más grande. (Foto: Especial)

Personas con lengua grande tienen problemas de apnea de sueño

La obesidad es la principal causa de la apnea del sueño
Redacción | El Universal
13 Enero, 2020 | 16:00 hrs.

La obesidad es una de las principales causas de la apnea del sueño, por lo que un reciente estudio apunta que dicha relación puede deberse al tamaño de la lengua, pues se demostró que al reducir el volumen de la lengua, podrían disminuir los síntomas de este trastorno del sueño.

La investigación publicada en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine indica que la relación entre la obesidad y la apnea del sueño ya había sido comprobada en estudios anteriores, por lo que este análisis se centró en comprobar el porqué de esa conexión.

Este estudio demostró que las personas obesas que padecen de apnea del sueño tienen una lengua considerablemente más grande, con porcentajes de grasa en ellas más altos en comparación con las personas obesas que no padecen de este trastorno del sueño.

Se analizó a 67 pacientes de apnea del sueño con obesidad, a los cuales se les realizó una resonancia magnética antes y después de perder peso, y así concluir que al perder peso en al menos un 10%, se reduce el tamaño de la lengua.

También lee: 8 enfermedades que la obesidad puede provocar

Tras esta pérdida de peso, la reducción de grasa en la lengua fue la principal causa por la que la apnea del sueño mejoró en un 31%, esto por el efecto que la disminución de los niveles de grasa tiene sobre las vías aéreas.

“Los análisis de mediación indicaron que la reducción en el volumen de grasa en la lengua fue el mediador principal de la relación entre la pérdida de peso y la mejora de la apnea del sueño”, apunta el estudio.

Incluso el estudio demostró que entre mayor fue la pérdida de peso, la reducción de los síntomas de la apnea del sueño fue mayor.

La apnea del sueño afecta a millones de personas alrededor del mundo y se caracteriza por ser un trastorno que interumpe la respiración al dormir. Estas interrupciones pueden durar desde pocos segundos hasta minutos enteros, y pueden ocurrir más de 30 veces por hora.

También lee: Apnea del sueño eleva riesgo de sufrir infarto y embolia cerebral

Este tipo de trastorno afecta considerablemente la calidad de vida de los pacientes y sus compañeros de cama, pues impide conciliar el sueño de manera profunda y en la mayoría de los casos la respiración al dormir va acompañada de ronquidos o resoplidos, apunta Medline Plus.

Hasta ahora el tratamiento para esta afección consiste en la colocación de un dispositivo sobre la nariz y boca que está conectado a una máquina que sopla aire dentro de la boca, para evitar que las vías respiratorias se reduzcan. Este tratamiento resulta difícil de mantener a largo plazo, por lo que dicho descubrimiento abre la puerta para una nueva forma de tratar la enfermedad.

Los nuevos tratamientos que reducen la grasa de la lengua deben ser considerados para los pacientes con apnea del sueño”, concluye la investigación.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS