La niacina es considerada como un micronutriente semiescencial. (Foto: Especial)

¿Para qué sirve la niacina?

Esta vitamina pueden obtener mediante alimentos que sean fuente de triptófano como la carne de res
Redacción | El Universal
29 Noviembre, 2019 | 10:00 hrs.

La niacina, o vitamina B3, es una vitamina que forma parte del llamado complejo B. Esta vitamina está formada por el ácido nicotínico y la nicotinamida,  las cuales ayudan a sintetizar y degradar los ácidos grasos.

Por otro lado, la niacina es una vitamina que también ayuda a convertir los alimentos que se consumen en la energía que el cuerpo requiere para realizar todas las diferentes funciones que nos permiten vivir, es decir, es indispensable para el correcto funcionamiento de las células.

La niacina es considerada como un micronutriente semiescencial ya que el cuerpo puede producirla a través de un aminoácido llamado triptófano, el cual podemos obtener mediante el consumo de alimentos ricos en proteína.

Por esta razón la mayoría de las personas obtienen la cantidad de niacina (vitamina B3) que su cuerpo necesita mediante la alimentación y sólo en algunos casos específicos algunas personas pueden requerir obtenerla de suplementos. 

Esta vitamina pueden obtener mediante alimentos que sean fuente de triptófano como la carne de res, de cerdo, pollo y pescado, también pueden encontrarse en nueces, legumbres y granos. Algunos panes y cereales que de venta en supermercados pueden estar fortificados con ésta vitamina. 

Algunos de beneficios comprobados de la niacina son que ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre; sin embargo, se ha visto que a pesar de reducir esos niveles eso no disminuye los riesgo de sufrir algún tipo de evento cardiovascular como el infarto. 

También existen personas que lo buscan la niacina para tratar la ansiedad; sin embargo es un beneficio que aún no se encuentra comprobado. 

Aunque la deficiencia de niacina es rara algunas personas que pueden ser propensos a padecerla son pacientes VIH positivo, personas con problemas de alcoholismo, con trastornos alimenticios como la anorexia, con enfermedad intestinal inflamatoria y personas con un trastorno hereditario poco frecuente que impide la correcta absorción de triptófano en el intestino. 

También pueden sufrir este trastorno personas con deficiencias de otras vitaminas o minerales como el hierro y la vitamina B6, los cuales son indispensables para convertir el triptófano en niacina, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Salud. 

Cabe mencionar que la deficiencia severa de esta vitamina genera una enfermedad conocida como pelagra que si bien es poco común en países desarrollados sí puede ser frecuentes en países con pobreza extrema.  

La pelagra puede ocasionar la aparición de piel áspera, coloración rojo brillante en la lengua. vómito, estreñimiento, diarrea, depresión, dolor de cabeza, cansancio extremo, comportamiento agresivo, paranoia, deseos suicidas, alucinaciones, apatía, pérdida de memoria y pérdida de apetito. 

Algunos médicos pueden recetar algunos medicamentos derivados de la niacina para el tratamiento de la dislipidemia (niveles elevados de colesterol) los cuales suelen tener concentraciones superiores a 500 miligramos, según señala información de MedlinePlus. 

Por su parte, los suplementos que no son usados como tratamiento médico suelen venir en concentraciones de niacina de 250 mg. 

En México es poco común la venta de suplementos que solo contengan niacina, en general esta vitamina viene incluida en suplementos del complejo B y no viene en forma de niacina pura sino como uno de sus componentes, la nicotinamida, casi siempre en concentración de 100 mg.

La nicotinamida permite la creación de niacina y el precio en farmacias del suplemento de complejo B puede variar mucho según la presentación. Los frascos con 100 pastillas pueden ir de 250 a 450 pesos. 

Si bien una sobredosis de niacina es poco común si la persona recibe más de lo que necesita podría experimentar enrojecimiento en la piel de la cara, así como sensación de  quemazón, hormigueo o picazón. 

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS